Crónica del acto de apoyo a Isidro.

El pasado sábado, 27 de Octubre, compañer@s de la Plataforma de Afectados por la hipoteca de Guadalajara y de la Sierra Norte de Madrid, se congregaron en la plaza del pueblo de Almogüera en la provincia de Guadalajara, para solidarizarse con Isidro Villaba Loeches y su hijo, a quién IberCaja ha usurpado su casa por una deuda impagada de tan sólo 2.600 Euros.

Su vivienda habitual de protección oficial ya está a nombre de la Inmobiliaria de IberCaja y aunque gracias a la presión social se ha conseguido paralizar el desalojo previsto para este lunes 29 de Octubre, IberCaja pretende vender la que fue su casa a Isidro por 41.000 Euros, un precio superior al que inicialmente pagó Isidro, entorno a los 30.000 Euros.

Isidro y Vicente

No podemos olvidar que además Isidro tiene posiciones en esta misma entidad. Un plan de pensiones de unos 10.000 Euros. Y que el capital pendiente de la hipoteca inicial era de 19.500 Euros. Además, esta hipoteca se podría haber cancelado con un seguro vinculado al préstamo al fallecer su mujer en 2.005 y que el banco siguió atendiendo hasta el 2.009 sin informar a Isidro de su existencia. IberCaja alega que no pudo ponerse en contacto con el deudor, circunstancia que sorprende enormemente si se tiene en cuenta que la oficina de IberCaja se encuentra en Mondéjar, un pueblo muy cercano a Almogüera, dónde todo el mundo se conoce.

La concentración transcurrió cargada de emociones después de saber que se había paralizado el desahucio. Recorrió el municipio de unos 600 habitantes y se informó a los vecinos de la injusta situación que padece Isidro y su hijo. Se recogieron numerosas firmas y terminó de nuevo en la plaza del pueblo al grito esperanzado de ¡Sí se puede!.

Hablando con las vecinas

Entre los participantes se comentaba y se hacía visible un sentimiento de solidaridad enorme. Tanto Isidro como su familia, su hijo, hermanos, primos, y algunos vecinos, mostraban su alegría por la paralización del desahucio y daban las gracias a la plataforma por el apoyo recibido. Todas las emociones estaban a flor de piel y no faltaron lágrimas, abrazos, apretones de manos, gritos entusiasmados y una sensación de fuerza y de esperanza increíble.

Celenque

Desde Almogüera, desde Plaza Celenque, desde muchos rincones de España, se teje una cadena de solidaridad y de apoyo mutuo que crece día a día. Se nota que si nos unimos, si nos organizamos, somos más fuertes. Se siente que la solidaridad nos contagia una felicidad individual y colectiva llena de sentido. Se sabe que luchar por lo imposible es la mejor de las estrategias y se palpa que podemos conquistar un futuro mejor para nuestr@s hij@s.

¡Ánimo Isidro, junt@s podemos!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s