¿Hay alguien ahí?

Al Alcalde de San Agustín de Guadalix

Desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de la Sierra Norte han acudido a verle dos de nuestros compañeros, María Luisa Gómez y Raúl de Santiago, Marisa y Raúl, vecinos de San Agustín de Guadalix,  la localidad en la que usted es Alcalde. Están atravesando una situación de emergencia habitacional con un desahucio previsto para el 2 de marzo. Se están intentando poner en contacto con usted pero les está siendo imposible. Estos intentos de contacto los llevan repitiendo durante toda la semana que hemos dejado atrás pero su secretaria les remite a la Trabajadora Social, por temas de competencia, como si un Alcalde al que piden audiencia no tuviera nada que decir en esto.

Usted como Alcalde de sus vecinos (y Marisa y Raúl lo son)  tiene entre sus obligaciones atenderles personalmente y ofrecerles ayuda en su condición precísamente de Alcalde; porque es grave, muy grave y vulnerable la situación de emergencia habitacional a la que se ven abocados. Los Servicios Sociales son competencia local como así lo establece la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local 7/1985 y para ello cuentan con un concejal de Servicios Sociales, pero usted es su máximo responsable.

Como PAH Sierra Norte le solicitamos una entrevista urgente, para entre todos poder encontrar una solución a esta tremenda situación que no deseamos a nadie, ni siquiera a nuestros peores enemigos; situación de la que no cabe excluir a su mascota Kazam, porque para ellos representa mucho más que un animal. Kazam es algo o alguien a lo que aferrarse en estos momentos tan críticos. Raúl se encuentra en un estado de salud muy delicado (no es momento ahora de entrar en detalles) lo que merma mucho sus fuerzas y las de Marisa a la hora de buscar por ellos mismos soluciones al problema. Ofrecerles la casa de la misericordia con la condición incluida de excluir a su perro no es una solución. Creemos que usted estará de acuerdo en buscar alternativas a este problema urgente que deviene de una precariedad social, unos problemas de salud evidentes, una situación laboral deprimente que nos deja sin hogares propios y un clima de deterioro en la protección de las personas vulnerables. Estamos seguros que usted como Alcalde será el primer interesado en que la calle no sea la única respuesta a sus vecinos.

Anuncios